Nuestra filosofía

En nuestra escuela, todo el equipo docente trabaja en la misma línea y con el mismo pensamiento común. Todos los alumnos tienen el derecho a recibir el mejor nivel de enseñanza posible, acorde con su edad y conocimientos.
La calidad de la enseñanza es lo que más nos preocupa. Siendo conscientes de que muchos alumnos no tienen aspiraciones profesionales, esto no debe impedir que su formación sea de un alto nivel puesto que sabemos por experiencia que eso es lo que les inculca un gran amor a la danza.


El nivel de cada alumno dependerá de sus aptitudes, tanto físicas como psicológicas, y siempre estará determinado por el maestro o maestros que le correspondan puesto que serán ellos quienes les orienten en su evolución.
Una enseñanza de calidad y rigurosa no está reñida con un ambiente relajado y de disfrute de la danza, en el cual se busca también encontrar la personalidad artística de cada alumno, ayudando a desarrollarla y potenciarla independientemente de su edad.


Amando la danza conseguiremos buenos intérpretes y buenos espectadores.

_MG_1826.jpg